Tres poemas de Jose Luis Flores Cánova

Estoy harto: 100 horas en Babilonia City

A modo de Mario Santiago Papasquiaro

 

Ahora podemos morir y tocar tu cuerpo

Mario.

100 horas en Babilonia City

Descargando esperma, fluidos y demás cetáceos.

Para limpiarnos el alma

Caos empuja nuestra excitación

Y así y así y sigue y sigue

La puta de 3 brazos y 8 ojos

Que escucha a Jim Morrison

Abriendo sus piernas en el baño

Abriendo sus piernas & su corazón de millones de dientes.

El cielo se pone verde

& nadie dice que este es un extraño sueño

De camélidos o de lagartos,

Dientes de lagarto en los burdeles,

En las entrañas.

Somos aquellos que anduvieron en el desierto

Sin respirar siquiera su

Propia deformación atómica.

No tenemos ojos

Pero la puta igual se mueve,

Igual como si fuéramos hombres

& nos exprime hasta el último centavo.

No somos Cristo pero ya están

Preparando todo para la crucifixión.

¿Acaso no es muy temprano para eso?

Babilonia City

Nos ha pedido músculos

& tarjetas de crédito

Babilonia City

Dice que no podemos vivir ningún romance

Pero sí rascarle

Los vellos púbicos

Las pelotas de oro

Esta es otra noche donde ordeñan nuestros sueños,

Nuestro hoyo inabarcable

& somos y no somos NADA

Pero la NADA es un ojo eléctrico

Nuestra barba de vidrio

Nuestro pequeño vals del tétano

 

Hombre Cocaína

Madre Cocaína, lo real es solo falsa substancia.

Cúbreme, álzame,

Santifícame,

Ahórcame en tu nombre de vidrio

Para despertar al eco del pánico: Dios del pánico

Paranoia nasal – viejas oraciones escondidas

A la santidad del cráneo

El espectador está impaciente – Madre

Desáselo todo y abre las puertas – Tus puertas

El ojo de tu reino,

Siempre,

Siempre tu reino /

Aquel ojo imaginario que nos hace ver

El nacimiento de inmensas deidades de yeso

[Histeria]

Y llantos y más y llantos / multitudes

De polvo que rezan

Dentro de estas cuatro paredes

Destruyendo estas cuatro paredes

(Bienaventurados todos aquellos que nacen sin tiempo,

Absolutamente solos, sin las ataduras de lo real)

–Madre

Madre, Madre

Si lo real es solo falsa substancia

Entonces, ¿qué me devolverá a la vida?

(Proyecciones pornográficas

A las dos de la mañana)

Madre—————-Madre

La madrugada es una especie de puerta

¿Es real el ruido de los taxis,

Proxenetismo en las esquinas,

Baños públicos,

Heroína como nueva cura para el espíritu?

Ahógame en tu templo.

Ahoga al espectador abominable que

Cae

Cae

Que inevitablemente

Cae

Cae

Sobre el éxtasis de tus evangelios

Fingiendo la absoluta iluminación de tus estados:

Iris – esquizofrenia

En los desiertos de la palabra

La belleza nos desprecia, Madre

¿Pero quién anhela la eternidad entre

Tantos escombros?

 

M

A dónde irás——————–me pregunto

Hasta cuándo seguiré huyendo

Despegando lentamente en ensueños amarillos

Que son como una hoguera

Aún puedes salvarte

De este terrible dolor en los huesos

Porque ya no existe nada

Porque esta es la última mañana del mundo

Y ya no existe nada

¿A dónde se va

Cuando ya no se tiene cuerpo?

A dónde irás——————————————— me pregunto

Y por cuánto

Portada: Cynthia Farmer


JOSE LUIS FLORES CÁNOVA (Lima, Perú)

Alguna vez quedó como finalista en el concurso “El cuento de las mil palabras” de la revista Caretas; desde entonces nunca más volvió a intentarlo. Ahora se dedica a perder cosas de suma importancia. Apenas escribe poesía. A veces da la impresión de que solo está de paso, lo que puede ser cierto. Le tiene pánico a las multitudes. Actualmente trabaja como mozo en un restaurante, empleo que, por cierto, está a punto de dejar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s