Un alquimista andino

Para Víctor Delfín Ramírez

Mientras los dioses pastan sus recuerdos sobre la arena

estriada de este litoral azul venido a menos,

el sol derrama su incandescente copa de vino

Pirwalla pirwa.

Un osario desolado más por furias que por penas arde en la fragua

de un alquimista andino: y sueños y chatarras flamean

en el crisol de un atardecer con olor a pájaros enjoyados

Pirwalla pirwa.

El toro que conoció los cuchillos del granizo, baja bramando

con toda su hombría como un río insurrecto

Pirwalla pirwa.

Un poco de sal que los vientos otoñales esparcen sobre su piel

acongojada, nos advierte que el esplendor de la dicha no brilla más

pero sí las sábanas de amianto y la rabia del olvido.

Pirwalla pirwa

canta el hijo del herrero con una voz de púrpura y de nieve,

mientras los dioses celebran el prodigio de un sol nuevo, amable

Pirwalla pirwa.

 

IMG_20161002_151631 (2).jpg
El poeta Víctor Delfín con su hija Lilian Delfín.

HILDEBRANDO PÉREZ GRANDE (Lima, Perú)

Profesor Emérito de la UNMSM. Director Académico de la revista de Artes & Letras Martín, de la USMP. Premio de Poesía Casa de las Américas, 1978. Premio de Poesía “Rafael Alberti”, 2013. Autor de Aguardiente, forever. Actualmente, ejerce la docencia en la Universidad Antonio Ruiz de Montoya.

Portada: Mattias Borg Rasmussen.

Un comentario sobre “Un alquimista andino

Responder a Víctor Escalante Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s