La Av. El Derby está cerrada y no sé qué hacer con mi vida

sé perfectamente lo que tengo que hacer con mi vida
estoy en control de mis emociones y mi destino
mi futuro es brillante, próspero y esperanzador
atraigo a mí todas las cosas buenas de este mundo

tengo el corazón repleto de pájaros que cantan alto todas las mañanas
un cuaderno lleno de poemas optimistas y visionarios
mis rodillas ágiles, mis arterias anchas por donde galopan libres y hermosos
torrentes brillantes de sangre baja en colesterol, triglicéridos y cáncer
la sangre de mis abuelos sanos
la sangre de mis antepasados inmortales
(con el corazón repleto de lirios)

escribo porque soy feliz el 99% del tiempo
porque tengo tiempo para mirar a una lagartija resistiéndose ante un ejército de
hormigas
y escribir: “mi amor tiene el coraje de una lagartija herida frente a un ejército de
hormigas”
y besarte y sentir que el universo es como un televisor antiguo lleno de cables
de colores y luz
no un vacío oscuro en medio de un vacío oscuro
no un accidente trágico y tenue
no una canción deprimente de Mazzy Star
sino una luz penetrando los poros de una criatura viva
tremendamente viva
tan gigantescamente viva
en el lejano horizonte de las cosas

me sobrepongo con facilidad a los malos pensamientos
abro mis alas y dejo que las energías divinas guíen mi camino
soy un avión visto desde tierra
abro mi corazón al mundo
como las alas de mi avión sobrevolando los Andes
tan alto tan ligero tan mecatrónicamente vivo
de vez en cuando me caigo pero
me levanto enseguida porque mi vida tiene sentido
cada vez que busco en google ‘la vida tiene sentido’
y todo el mundo opina que sí y les hago caso
amo a la gente de Internet y sus opiniones
amo mi cuerpo, mi consciencia, mi nombre
y mi nombre mal escrito en un vaso de café
ya nada me hace sentir miserable
(un día iba en el auto de regreso a casa y vi un muerto en la pista
tenía la mitad del cuerpo al revés)

mi vida está llena de luz y de lirios y de palabras
y escribo porque este cuarto menguante visto desde mi casa es hermoso
porque estoy feliz el 99% del tiempo

porque el universo no es un accidente trágico y tenue
porque no me quiero morir
porque

sé perfectamente lo que tengo que hacer con mi vida
y estoy en control de mis emociones y mi destino
y mi futuro es brillante, próspero y esperanzador
y atraigo a mí todas las cosas buenas de este mundo

 


Foto de portada de El Comercio.

KEVIN CASTRO (LIMA, PERÚ)

Escribió Los tiempos jurásicos (Lima, 2013) y Norcorea (Rosario, 2016).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s