Revoluciones sin sujeto

Revoluciones sin sujeto. Slavoj Žižek y la crítica del historicismo posmoderno

Este libro escrito por el filósofo colombiano Santiago Castro-Gómez hace su aparición en el año 2015 bajo el sello editorial Akal. En dicho proyecto bibliográfico el filósofo colombiano, reconocido en Latinoamérica por sus estudios sobre la filosofía de Foucault y de la filosofía latinoamericana, partiendo de una clara perspectiva foucaultiana, emprende un sorpresivo giro en su devenir académico, aproximándose a una postura post-marxista, muy cercana de la filosofía política populista de Laclau y del proyecto de la democracia radical. Resulta ser un giro sorpresivo en el marco de su producción filosófica, pero dicho carácter se ve aminorado cuando se lo reconoce en una larga lista de intelectuales latinoamericanos que han asumido una posición de sumisión teórica a la miseria política de los populismos latinoamericanos. Más allá del interesante nombre que se expone en el título del libro, su proyecto termina recurriendo a lugares comunes en la idea de pensar un proyecto político para latinoamericana, centrado en reflexionar sobre los fundamentos filosóficos del discurso populista de los gobiernos posneoliberales de América Latina, más allá que las prácticas políticas cotidianas no hayan representado una ruptura con las formas de la democracia burguesa.

El libro está estructurado en cinco capítulos, siendo sólo los tres primeros referidos a una introducción a la filosofía de Žižek, dando cuenta de la lectura que desarrolla el filósofo esloveno sobre el idealismo alemán bajo los lentes de Lacan, el carácter ideológico de nuestra constitución de la realidad en clave althusseriana y lacaniana, así como el problema de la revolución y el acontecimiento. Los dos siguientes apartados hacen referencia a una particular recuperación del significante vacío de la democracia como presupuesto ontológico que deviene de la caída del ancien regime, es decir, a partir de la decapitación del rey que permite la experiencia ontológica de la democracia. Todo lo escrito en los primeros tres capítulos lleva al filósofo colombiano a borrarlo con los codos, principalmente en su contradicción de la exposición del vacío ontológico de la realidad, vacío que primeramente lo postula como apriorístico, aunque luego reconozca que sólo bajo la experiencia ontológica de la democracia es que podemos dar cuenta de ello. Esta incongruencia termina orientándose por la decantación de sus reflexiones filosóficas en la idealización de una serie de proyectos políticos que han demostrado la incapacidad de trasgredir las fronteras de la democracia burguesa, afianzando y legitimando las formas estatales de gobierno (eurocéntrico y colonial).

¿Dónde queda Žižek situado en este devenir democratizante? ¿Qué ha pasado con la impronta žižekiana de la revolución como un acontecimiento que remueve las propias reglas de juego? No es extraño que gran parte de la academia latinoamericana, de la cual forma parte Castro-Gómez, queden obnubilados por las pretensiones aggiornadas de los discursos políticos que intentan establecer, mágicamente, una recuperación con una esencia perdida por el influjo colonial de nuestra historia y la pretensión de que nuestra marginación en los flujos de producción capitalista sea un mero efecto contingencial. En algún sentido Castro-Gómez peca de las propias acusaciones que correctamente desarrolla Žižek cuando manifiesta que las posiciones alternativas (veganismo, identidades múltiples, militantes abnegados, etc.) no resultan más que formas que esconden la imposibilidad de enfrentar el centro traumático de la realidad, su propia incompletitud ontológica. Estas diferentes posiciones de los sujetos alternativos están orientadas a una voluntad que no desea provocar cambios profundos en la estructura de dominación capitalista, porque en el fondo llevar a cabo dichas transformaciones implicaría negarse a sí mismo. Castro-Gómez recurre a la filosofía política lacalusiana con la finalidad de seguir afirmándose como un pensador de izquierda y latinoamericano, pero sin voluntad real de encaminarse en la búsqueda de transformaciones profundas.

A Castro-Gómez no le bastó con enterrar los presupuestos revolucionarios de Žižek y caer en los brazos del populismo laclausiano y de la democracia radical que desea concebir el antagonismo como permanente, pero muy lejos den un centro traumático, sino que realiza, siguiendo a Laclau, una destrucción de cualquier vestigio marxista del revolucionario italiano Antonio Gramsci. Parte de una interpretación eurocomunista que adapta a Gramsci a ser un pensador de la hegemonía de lo política representativa, lejos de todo carácter de clase. Castro-Gómez demuestra en su lectura de Gramsci un desconocimiento peligroso sobre los textos anteriores a los cuadernos de la cárcel, en especial cuando Gramsci es adepto a una transformación violenta de la sociedad capitalista, siguiendo el modelo bolchevique de la revolución socialista. Sin realizar una crítica a estas pretensiones del comunista italiano termina por desustancializar el concepto de hegemonía, mimetizándose con las adaptaciones liberales de Gramsci que ven en la hegemonía la válvula de escape ante la problemática del poder en su radicalidad.

Portada: La mente es maravillosa


DANIEL  ALBERTO SICERONE

Licenciado en Filosofía por la Universidad Católica Cecilio Acosta, Magister Scientiarum en Filosofía por la Universidad del Zulia, actualmente Doctorando en Filosofía por la Universidad de Buenos Aires. Becario Doctoral del CONICET e investigador del Instituto de Filosofía Dr. Alejandro Korn de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA. Adscripto a la cátedra de Filosofía de la Historia de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA, y miembro investigador de INVECOM (Investigadores Venezolanos de la Comunicación). Autor del libro El marxismo latinoamericano: una traducción gramsciana. Correo electrónico: daniel.sicerone@hotmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s