Freedom Club

Estoy viendo Facebook, pensando en la película The social network porque Tarantino dijo que era «la mejor película de la década pasada», hago scroll a la sección de videos y de pronto noto el título Gudawan Kura. Es un programa de ATV, creo que «De película», un reportaje sobre un grupo de personas en Nigeria que habitan las periferias de la capital y crían tres tipos de animales: hienas, babuinos y serpientes. Viajan a distintas ciudades en pequeñas camionetas cargando a estos animales en sus faldas. Cuando llegan al destino comienza el espectáculo.

Se desplazan en un ruidoso pasacalle, hacen temerarias demostraciones con los animales, y, al final, venden ungüentos mágicos para protegerse de cualquier bestia salvaje. Estos personajes aparecen en las muestras fotográficas de Pieter Hugo, la narradora del reportaje dice que en un libro titulado This must be the place. El libro resulta un compilado de todo su trabajo, la curaduría estuvo a cargo de Aaron Schuman y T.J. Demos. Él es africano, pero ellos son de Inglaterra y EE. UU, respectivamente.

La serie The hyena and the other men fue publicada en el 2007. En ese proyecto se aborda exclusivamente a los Gudawan Kura. En la mayoría de reseñas que hay sobre la serie se mencionan las complejas relaciones de estas personas con sus animales. Brutal y amorosa, llegando a formar una extrema codependencia. Los roban de sus madrigueras, son sometidos a potentes drogas y luego entrenados con castigos físicos. Los integrantes de esta tribu urbana se reconocen como artistas callejeros, aunque su aparición también se debe al hambre y la pobreza que posee Nigeria. Hugo dice que encuentra en este clan una muestra de la hibridación entre lo urbano y lo salvaje. O sea, del jaloneo provocado por la modernidad.

El nombre del libro de fotografías es también el nombre de una canción del disco Speakin in tongues de Talking Heads. Los datos que brinda Wikipedia sobre ese álbum citan a un periodista de la revista Rolling Stone. Quien asegura que en ese disco se logran desdibujar las delgadas fronteras que separan «la música pop blanca artística y el funk negro profundo». De repente, basados en esas sensaciones de mistura y diversidad, los curadores decidieron compilar aquellas fotografías con el mismo nombre. Tal vez trataban de hacer espejos sobre las gentes de África posterior a la colonia.

Esa banda inglesa apareció en la película Call me by your name, adaptación de la novela homónima de André Aciman. La trama se desarrolla en Italia durante el año 1983, Elio es un joven de diecisiete años y conoce a Oliver, el nuevo asistente de cátedra de su papá. Uno de ellos es de origen judío ítalo-estadounidense y el otro solo judío. Poco a poco los dos personajes tienen acercamientos amorosos y sexuales. En una escena de la película ambos están en el rio, Elio tiene un polo blanco que parece talla XXL, y, en el medio de su pecho, unas letras enormes que dicen Talking Heads.

A veces pienso que todo puede tratarse de un lenguaje secreto, entramado en clave de literatura fantástica. En el interior subyacen viejos conceptos, por ejemplo, lo andrógino, la heterogeneidad y los polisistemas. Al parecer, las fórmulas para la traducción requieren unir ferocidad con glitch. Como en esa escena de la película Sleep with me en la cual Tarantino interpreta que Top Gun es el relato de un hombre que está en pugna con su sexualidad.

Casi al último también me pregunto qué es ego y qué es Dios.

Portada: intervención de Pe de Macaco


PERROBOMBER (Lima, Perú)

Vive en una cabina de internet en algún lugar del Rímac.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s