Las nuevas recetas de Walzos

«Creo que es momento de reinventarse y probar otras recetas»: entrevista al cantautor cusqueño Walzos

Walter Anibal Ccahuana Espinoza (Walzos) es un compositor e intérprete de trova andina. Dicho género funciona como un entretejido que conserva la poesía de la trova influenciada por los estilos musicales de los andes peruanos. Es así que Walzos logra brindar temas únicos y profundos en la, cada vez, más desarrollada industria musical cusqueña. Posicionado como uno de los músicos cusqueños con mayor reconocimiento, Walzos siempre mantiene la relación con la coyuntura específica en la que se encuentra nuestro país. Asimismo, conserva los mitos, ideología y cosmología del sincretismo cultural de la Ciudad Imperial. En esta oportunidad, tuvimos el privilegio de preguntarle acerca de su trabajo y de la industria musical en la ciudad del Cusco.

Marcelo Farfán Avalos: ¿Por qué elegiste Walzos como tu nombre artístico?

Walzos: Mi nombre artístico surgió de jugar con mi nombre (Walter) y el concepto detrás de la palabra «Luz», ya que quería transmitir la luz a través de mis canciones. «Waluz» iba a ser el nombre en un inicio, pero no me gustaba, quería algo original y después probé con otras letras y surgió «Walzos».

MF: ¿Cuáles son las temáticas presentes en tus composiciones?

W: La temática principal de la que hablo es la cultura andina: costumbres, sitios arqueológicos, cosmovisión andina, comida, etc. Todo lo que tenga que ver con el ande y logre inspirarme.

MF: ¿Por qué elegiste el género de trova andina?

W: La trova es un género que vuelve la poesía en música, y cuando iba a los lugares a tocar me preguntaban: ¿qué género tocas? Yo les decía rock fusión, pero me veían como un trovador, porque, en escena, soy solo yo y mi guitarra. Así que decidí quedarme con el género de trova andina, ya que las canciones que hacía no eran huaynos, tampoco rock, era solamente inspiración, poesía con letras del ande.

MF: ¿Cuáles son tus influencias musicales?

W: Influencias, por nombrar a algunos artistas serían Gian Marco, los Kjarkas, Savia Andina, William Luna, Lucho Quequezana, Damien Rice, Ed Sheeran, entre otros. Comparto su estilo, las cadencias armónicas, la interpretación, al fin y al cabo, es algo subjetivo.

MF: ¿Cuándo nació tu amor por la música?

W: Empecé a tocar en la secundaria gracias a la influencia de mi hermano, le gustaba coleccionar instrumentos y yo aproveché la guitarra que se compró. Más tarde, en la universidad, empecé a componer, formé un grupo de música latinoamericana con mis amigos.

MF: ¿Cuántos años de experiencia tienes en el sector? ¿Fue difícil dedicarte a la música? 

W: Tengo, hasta el momento, cinco años de experiencia. En cuanto al sector musical, podría decir que todo inicio es difícil, pero el arte es un camino de los que la siguen a pesar de las circunstancias, lamentablemente, mi familia no me ve con buenos ojos, ellos creen que pierdo el tiempo.

MF: ¿Qué opinas de la industria musical cusqueña? ¿Crees que está en crecimiento?

W: Creo que sí, están surgiendo nuevas bandas, y las ya consolidadas cuentan con presentaciones en varios lugares del Perú y en otros países. Además, se crearon nuevos festivales tanto en Cusco como en el Valle sagrado, pero, con lo que está pasando ahora, no sé cómo vayan a ser las nuevas presentaciones.

MF: ¿Es necesario estudiar música para ser un buen músico en el Perú?

W: Para ser un músico académico y hacer arreglos, sí. En general, siempre es importante la teoría para mejorar tu calidad musical, creo que es necesario en un cincuenta por ciento de los casos.

MF: ¿Qué le dirías a los jóvenes que desean dedicarse a la música, pero que tienen temor debido a diversos impedimentos?

W: Si creen que han nacido para la música, adelante. El camino se hace andando y cuando menos crees llegan las oportunidades, solo hay que seguir y seguir intentando.

MF: ¿Qué te espera en y después de esta pandemia? ¿Qué proyectos tienes?

W: Creo que la pandemia fue un baldazo de agua para todos los artistas. Hasta ahora, todavía me cuesta creer que este sucediendo, pero, ya que los eventos públicos van a estar suspendidos, estoy experimentando un poco con instrumentos andinos como la quena y el charango, también un poco con la electrónica. Creo que es momento de reinventarse y probar otras recetas, aprovechar la crisis como una oportunidad, también sigo componiendo algunos temas a guitarra y voz. Estoy preparando un disco para lanzarlo el 24 de junio por las Fiestas del Cusco, una mezcla de música andina y electrónica para el Inti Raymi.


MARCELO FARFÁN ÁVALOS (Cusco, Perú)

Estudiante de Artes escénicas de la Universidad Científica del Sur. Nacido en Cusco en el año 1998. Cursó sus estudios escolares en la institución privada Salesiano del Cusco donde escribió y dirigió su primera obra teatral.  Se trasladó a Lima donde ha llevado curso de construcción de personajes en la Escuela de Cine de Lima.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s