Tres poemas de Sonia Condori

GRANDES

Sara come Patachi

y aquí, dónde no crece nada,

la  cosecha es mañana.

Tomasa pela papas

y aquí, dónde no crece nada,

habrá sopa de chuño.

Dionisio atrapa lagartijas

y aquí, dónde no crece nada

volarán cometas mañana.

RABIA

Tengo la mancha húmeda

de  frío y de tristeza,

a la cabecera de mi pobre cama.

Haciéndose grande

debilitando la madera

dónde construyo  utópicos sueños.

Más arriba

la toalla de felpa amarilla,

persiana barata

para proteger el olor a leche materna.

Librándole batallas a orines retenidos

de rabia impotente para amanecer luchando.

SOY

Soy la noche que camina preñada de silencios.

La mañana celeste que llora como un viejo

y la tarde ceniza que sonríe al viento.

Soy silencio, soledad y miedo,

lluvia serrana que despeja el sueño,

sonrisa habitada de sus ojos negros.

Soy libertad no declarada.

Soy a veces risa, llanto estéril,

y mi voz no se cansa.

Soy espíritu, esperanza, soy retama de vida.

Soy la sombra que oculta tu nombre,

detestable rito de color y fuego.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s