El fuego de Adán

Cuando Adán terminó de contar a las ovejas, le dijo al viento: —Aún no puedo dormir. El viento, susurrante, no le respondió. O sí lo hizo, quizá, en una lengua indescifrable para el joven Adán, el único hombre en el jardín primigenio. Se levantó del verde follaje, y caminó, caviloso, bajo la luna y las […]

Leer más El fuego de Adán