Dos cuentos breves de Ernesto Tancovich

Orificio de salida Ya antes de entrar comprendí que los monos del Ruso se habían adelantado. El proyectil había entrado por el lado malo, ese que no tiene vuelta. Bajo su cuello la mancha roja se agrandaba, en borboteos, perceptiblemente. “Te morís, Lauchón”, le dije con sonrisa aviesa “¿Y vos, pelotudo?”, alcanzó a responderme, “¿Qué […]

Leer más Dos cuentos breves de Ernesto Tancovich